Lizt Alfonso Dance Cuba

Noticias

El triste instante de la «fuga»

Que en vida el maestro Roberto Chorens Dotres recibiera el más que merecido Premio Nacional de Enseñanza Artística expresa que quien nació en La Habana, el 6 de septiembre de 1947, llegó a este mundo con una luz que un paro cardíaco hizo «parpadear» para en lo adelante seguir iluminándonos, con su obra brillante, desde otra dimensión.

Sí, Roberto Chorens fue de esos seres que pudieron disfrutar de su gloria, guardársela para sí, sin embargo, decidió no quedarse nada, compartir con los demás aquello que conocía sobradamente. Por eso en 2014 se le entregó el reconocimiento mayor que en Cuba se otorga a los pedagogos ilustres en el campo de las artes. Reproducir las palabras de elogio que entonces la profesora Hortensia Peramo Cabrera pronunciara cuando llegó el gran momento en el Aula Magna del Instituto Superior de Arte (ISA), puede ayudar a los lectores de JR a aquilatar la obra creativa del maestro.

«Corría el año 1969 cuando por los salones de la Escuela Nacional de Danza Moderna se escuchaba la faena de un pianista que, con un desempeño sensible e inteligente, enfrentaba con audacia y buen gusto el complejo reto de acompañar las clases de la entonces novedosa manifestación danzaria. Era Roberto Chorens Dotres: joven, delgado, llamativamente alto y buen mozo, quien no había culminado aún sus estudios en el Conservatorio Amadeo Roldán, hasta que poco después concluía la doble carrera de piano y de órgano, este último bajo la tutela del eminente profesor Manuel Suárez.

«Pronto el pianista principiante revelaba sus dotes como maestro cuando asumió las clases de Educación Musical; pero no se limitaba a enseñar música, sino que se empeñaba en desarrollar la sensibilidad artística y humana, también la disciplina, en aquellos niños y adolescentes que se iniciaban en el duro camino del arte. Luego exhibió su capacidad para convocar, coordinar y marcar pautas a través de su actividad como Jefe de Cátedra de Educación Musical en la propia escuela… Ahí fue cuando lo conocí, hace un poco más de 40 años. Inteligente, activo, capaz y, sobre todo, con una clara comprensión de su rol formativo y educativo. Por eso, cuando fue necesario designar un subdirector docente para aquella escuela, que había que levantar en todos los sentidos, no había mejor candidato que Roberto Chorens.

«Comenzaba así otra arista de su enjundiosa vida laboral, la del directivo de la enseñanza artística; a continuación fue director de la misma escuela de danza de la ENA, luego director del Centro Nacional de Superación de la Enseñanza Artística (CNSEA), subdirector y director de la Escuela Nacional de Música, Asesor Nacional de Música de la Dirección de Enseñanza Artística, decano de la Facultad de Música del ISA, director del Conservatorio Amadeo Roldán, sin olvidar que, paralelamente, se desempañaba como profesor, conferencista y concertista organista, especializado en el repertorio de música antigua, incursionando por escenarios y auditorios nacionales y de varios países; y ampliaba su acción educativa cuando escribía guiones y conducía un espacio radial de educación musical lo mismo que el sugerente programa televisivo ¡Bravo!, en el que todavía hoy hace gala de su muy personal entonación y estilo coloquial para transmitir conocimientos y activar la percepción del espectador.

«Esta inusual capacidad de multiplicarse y, además, de que todo saliera bien, mereció un especial reconocimiento del Ministerio de Cultura. Pero el mérito para nosotros no reside en que dirigiera mucho o en muchas partes a la vez, sino que, desde cada posición, buscó la manera de contribuir al fortalecimiento de la enseñanza artística.

«Cuando se desempeñó como director del Centro Nacional de Música de Concierto, lo mismo que cuando se hizo cargo de la Orquesta Filarmónica Nacional, no dejó de pensar en las escuelas, en el modo en que podía vincular el campo musical con el de su enseñanza. Así, fue fundador del Movimiento de Orquestas Sinfónicas Infantiles y Juveniles en Cuba; promovió intercambios y festivales estudiantiles; desarrolló objetivos estratégicos como el de la música de cámara; convocó a los primeros atriles de la Sinfónica a prestigiar y elevar la calidad del claustro del Conservatorio Amadeo Roldán.

«Por eso, aunque la vida del directivo es por lo general escabrosa y compleja, y hasta podría catalogarse de ingrata, en su caso, esta experiencia llegó a ser una misión reconfortante, porque dominaba el campo de su desempeño; asombrosa, por los imposibles que lograba; creativa, porque nunca se conformaba con lo hecho y recibía con entusiasmo cualquier idea que pudiera aportar al mejoramiento del proceso formativo. Saber que Chorens tenía algo en sus manos, llamaba a la tranquilidad, porque se sabía que estaba en buenas manos.

«Y todo esto, sin descuidar sus actividades en la Uneac, y de su Consejo Nacional, y sin abandonar nunca sus clases en la ENA, o en el Isa, o en el Amadeo, o cuando formó parte del colosal programa Universidad para Todos, en el que impartió cursos de Apreciación e Historia de la Música, sobre música y músicos cubanos, y sobre la cancionística cubana (Cuba: canciones y emociones), gracias a los cuales tuvimos el privilegio de descubrir o rencontrarnos con sus protagonistas y testigos, así como la posibilidad de escuchar obras y artistas desconocidos u olvidados. Tampoco abandonó su voluntad de aprendizaje constante. Estamos hablando de un hombre culto, no porque sea dos veces universitario, Licenciado en Lengua y Literatura Hispánica por la Universidad de La Habana, y Licenciado en Musicología por el ISA, o Máster en Arte, sino porque sus inquietudes e intereses sobre la compresión del mundo, unida a su sensibilidad como premisa, lo llevaron a la incansable búsqueda y apropiación de saberes diversos y esencialmente humanos. De ahí, quizá, su probada fortaleza de espíritu para sortear los escollos de la vida.

Centellan en su pecho las distinciones por la Educación Cubana, por la Cultura Nacional, la medalla Alejo Carpentier, el Diploma al Mérito Pedagógico. El de hoy, el Premio Nacional de la Enseñanza Artística, no es otro premio, sino la culminación de toda una vida dedicada a un sueño, a la esperanza que vio en cada niño, adolescente o joven artista que transitó por las aulas donde imprimió su impronta como formador. Recogió hombres, porque sembró escuela. No hay ocasión más honrosa para recibir este premio que un día dignificado por la historia, hoy 28 de enero».

Así fue hasta el final de sus días Roberto Chorens Dotres, a pesar de que ya su salud no era digna de tanta energía y ansias de hacer, de crear, de dar. Y sin embargo, nada detenía a aquel hombre que me parecía incansable cuando lo veía en JR siguiendo hasta el más mínimo detalle la realización de los tabloides de Universidad para Todos, y que luego continuó dándome la misma sensación cuando, en los últimos tiempos, decidió compartirse, hasta que las fuerzas se lo impidieron, entre las inolvidables clases que impartía, por ejemplo, a los alumnos de la Unidad Docente de Lizt Alfonso Dance Cuba y la dirección del Teatro Lírico Nacional.

Para que este año 2020 nos siga doliendo, llegó el triste instante de la «fuga» del maestro Roberto Chorens Dotres, pero no habrá «huida» para siempre, pues su legado permanecerá entre nosotros eternamente.

Por: José Luis Estrada Betancourt

Tomado de: Juventud Rebelde 

Lizt Alfonso, la animalista

Lizt Herrera Alfonso (La Habana, Cuba, 25 de agosto de 1967), más conocida como Lizt Alfonso, es una coreógrafa, directora y pedagoga de amplio reconocimiento internacional. Fundadora, directora y coreógrafa de su propia compañía Lizt Alfonso Dance Cuba, desde 1991. Es también amante de los animales y una de sus defensoras. En esta ocasión, nos cedió esta entrevista con el fin de apoyar el avance de la causa animalista en Cuba y la necesidad de una ley de protección animal, y para dar a conocer más sobre su pasión por los animales.

—Si pudieras ser un animal, ¿cuál serías y por qué?

—Siempre me han gustado las jirafas: esbeltas, elegantes, maternales, inteligentes, pacíficas siempre que no las provoquen, y más.

—¿Cuántos años vivió tu última mascota? ¿Algún recuerdo especial que quieras contar?

—He tenido mascotas desde la adolescencia y todas ellas han sido maravillosas. También tienen un denominador común: todas han sido adoptadas, ya sea porque su familia ha emigrado o porque las botaron a la calle. Incluso, uno me escogió a mí en vez de yo a él. Se llamaba Tito y vivió más de catorce años. Él era como un alma gemela, nos conocíamos y entendíamos muy bien.

—Háblanos un poco de los animalitos que tienes ahora: ¿cuáles son sus nombres? ¿Qué travesuras hacen? ¿Qué aportan a tu vida y a la de tu familia?

—Ahora tenemos dos perras: Rubí, a quien también llamamos Macuqui, y Manchita. Ambas llegaron porque fueron dañadas y abandonadas. Las dos recorrieron un buen trecho hasta llegar a mi cuadra y allí se quedaron. Rubí vive con nosotros y Manchita vive la mitad del día con nosotros y la otra mitad en la casa de al lado. Ella tiene dos casas y dos familias que la adoran. Manchita viene en la noche y duerme con nosotros, y en la mañana, cuando nos vamos a trabajar, se va para la otra casa. Muy inteligente Manchi; todo por no estar sola. Cuando nos mudamos a esta casa ya los gatos estaban por acá, pero poco a poco se han ido avisando de que aquí, en el patio de la casa, los queremos y varios vienen a visitarnos. Ahora hay tres que son nuestros: Rayi, Juani y Gozi. Todos ellos son nuestra responsabilidad y tenemos el deber de aportar a su bienestar porque son parte de la familia y, a la vez, son un bálsamo de alegría y fidelidad en nuestras vidas.

—¿Cómo ayudarías a los animales abandonados? ¿Crees que puedes hacer más por ellos?

—¿Cómo los ayudo?, bueno, hemos recogido en varias ocasiones animalitos maltratados y deteriorados en la calle. Algunas veces hemos logrado salvarlos y en otras ocasiones no, pero al menos, al final de sus vidas han sentido que, de alguna forma, fueron amados y atendidos.

Creo que puedo hacer mucho más. Si lográramos organizarnos, podría trabajar desde la creación de consciencia para la adopción y el cuidado, hasta la propia adopción, pues las personas que me rodean son muchas. Soy de las personas que piensan que siempre se puede hacer más en cada cosa de la vida.

Lizt Alfonso, Directora de la Compañía Lizt Alfonso Dance Cuba, La Habana, Cuba

—¿Cómo ves la protección animal en Cuba? ¿Qué crees que se pueda mejorar? ¿Ves necesario la aprobación de una ley de protección animal en Cuba?

—Creo que hay que hacer y no demorarse más, pero lo que más me preocupa es que no veo voluntad por parte de las autoridades para evolucionar en este tema y llegar a lo que debe ser. Porque en un primer momento parece que hablamos solo de perros y gatos, pero también hablamos de los demás, como los de los zoológicos, hablamos de todos los animales. Yo viví lo que fue el Período Especial en Cuba y recuerdo perfectamente lo terrible que fue para las personas, así que nos podemos imaginar lo terrible que fue para los animales. No quiero que cosas como esas vuelvan a suceder, ni para nosotros, ni para los animales; para ningún ser. Entonces, necesitamos que todo eso aparezca en blanco y negro para poder protegernos y protegerlos.

—Está demostrada la relación que existe en muchas ocasiones entre el maltrato animal y la violencia intrafamiliar, donde agredir a una mascota en la casa se hace para intimidar a los demás miembros de la familia. ¿Qué crees de esto?

—Me parece una bajeza, algo horrible que no debe suceder.

—El arte, la danza, la música juegan un papel muy importante en cualquier sociedad y a la vez enaltece el alma de quienes lo disfrutan. ¿Cuánto puede aportar estas manifestaciones artísticas al bienestar animal? ¿Qué relación pudiera existir?

—Existe una gran relación desde siempre. ¿Cuántas obras de música, literarias, plásticas, de ballet, películas, existen con historias sobre animales? Muchas, hermosas y grandiosas, han trascendido fronteras de todo tipo y están ahí para deleite de todos. La relación es clara y siempre en positivo.

—En las últimas semanas se ha incrementado la desinformación en cuanto a los animales y el Covid-19, a pesar de los reportes oficiales de la OMS y el Minsap, donde, hasta la fecha, no se ha demostrado que los animales puedan transmitir el virus. ¿De qué manera se puede hacer contraofensiva a esos criterios errados que no tienen fundamento científico? 

—Haciendo el mensaje más claro para el entendimiento; de eso se trata. No hay que sembrar duda donde no hay fundamento, y más en un tema tan delicado que compromete la vida de seres vivos.

—¿Qué mensaje transmites para todos los protectores y amantes de los animales que siguen y admiran tu trabajo?

—Les agradezco su cariño y que cuiden de sus animalitos, que sabemos son un miembro más de la familia.

por Javier Alejandro Larrea Formoso

Tomado de: https://elrefugiocuba.org/2020/06/19/lizt-alfonso-la-animalista/ 

Lizt Alfonso Dance Cuba comparte Fuerza y Compás en redes sociales

La compañía Lizt Alfonso Dance Cuba (LADC) compartirá hoy en redes sociales su exitoso espectáculo Fuerza y Compás, que le abrió puertas en muchos países del mundo.

La puesta expone el sincretismo de las raíces española y africana en la cultura de este país, originadas por la colonización española y la introducción en la isla de esclavos provenientes de África.

El espectáculo consiguió que se convirtiera en la primera agrupación danzaria de Cuba en protagonizar una temporada estable en el New Victory Theatre de Broadway, en Estados Unidos, y la ha llevado a los cinco continentes.

La directora de la compañía, Lizt Alfonso, fue la autora de la mayoría de las coreografías y presentará la obra de manera virtual –desde los perfiles en las redes sociales de LADC- y en diálogo con el músico Reynier Mariño y bailarinas que protagonizaron la pieza.

Las exigencias de Fuerza y Compás son múltiples: demanda una base sólida de ballet clásico, soltura en la danza española y el flamenco, conocimiento de estilos contemporáneos, y desenvolvimiento en el baile folclórico, ninguno de ellos visto como género puro.

De modo que este espectáculo, que comenzó a gestarse en 1999, muestra el estilo distintivo de la compañía, denominado precisamente “fusión” pues en él confluye la danza toda.

Además, obliga a las artistas a usar castañuelas, a bailar con abanicos, a pararse en puntas y taconear como si fuese detalle sencillo; incluso, en uno de los cuadros dos danzantes irrumpen en escena con batas de cola y el reto de desplazarse con virtuosismo.

Igualmente, dispone de un cuadro en el que las raíces hispanas y africanas de la cultura dialogan mediante los tacones españoles y las chancletas de palo, tan populares en Cuba en los siglos XIX y XX, y que al ser asumidas por muchos aquí –sin distinción de origen o raza- pueden considerarse un símbolo del sincretismo.

Fuerza y Compás es obra de una intelectual con muchas luces y buen gusto, y amén de haber sido interpretado ya por distintas generaciones cada una consigue dotar de gracia las secuencias y alcanzar la organicidad característica de LADC desde la cuna.
Muchos aplausos merecen los diseños de vestuario de Eduardo Arrocha, Ricardo Reymena, Erick Grass y la propia directora, Alfonso; los diseños de luces de Juan Carlos Coello y Alejandra Escobedo; pues aportan al disfrute estético y la galanura.
El espectáculo se enriquece por la interpretación en vivo de bellas composiciones musicales de los cubanos Ernesto Lecuona, Reynier Mariño, Denis Peralta, Yuniel Rascón, Yordanys O’ Reilly y Juan Pablo Solas.

Liliet Rivera y Yanet Rodríguez apoyaron a Alfonso en momentos coreográficos de Fuerza y Compás, cuyo andar exitoso por los escenarios del mundo y su cualidad de vitrina histórica de las raíces culturales de la nación le confieren categoría de clásico.

Tomado de: Prensa Latina 

LIVE: Fuerza y Compás. Puerta al Mundo

El próximo viernes estaremos hablando sobre las insides de Fuerza y Compás, nuestro espectáculo más aclamado, nuestra puerta al mundo.
No te pierdas ni un solo detalle, la cita es con Lizt Alfonso, Reynier  Mariño y otros invitados sorpresa!!!

Disfruta del directo más esperado de la semana con: la coreógrafa, el compositor musical original, las bailarinas que lo estrenaron y empresarios que han llevado a Fuerza y Compás por el mundo.

La Habana, Cuba

Día

10 de  Julio de 2020

HORA:
14 horas Habana/NY/Toronto

13 hs CDMX/Lima

20 hs Madrid

00 hs Dheli

Galas de Primavera de Lizt Alfonso Dance Cuba School

¡Llegó la primavera con su colorido y alegría!

Las Galas de la temporada llevarán a escena coreografías de estreno así como piezas del repertorio habitual, interpretadas por nuestros pequeños bailarines miembros de los Talleres Vocacionales, el Ballet Infantil y el Juvenil, el nivel profesional de Lizt Alfonso Dance Cuba School e invitados.

El programa concierto tendrá como sello la danza fusión, estilo propio de la compañía-escuela creada por Lizt Alfonso, directora, maestra y coreógrafa que ha sido reconocida como Embajadora de Buena Voluntad del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

Tendremos como invitados especiales a Charlene Campbell Carey, presidenta del Festival Ballet Beyond Bordersdirectora artística del Rocky Mountain Ballet Theatre del cual le acompañará una representación de sus artistas. Este intercambio cultural llegará por primera vez desde Estados Unidos de América a La Habana, confirmando que la danza va más allá de las fronteras geográficas y humanas.

Sala Avellaneda. Teatro Nacional de Cuba

6, 7 y 8 de marzo de 2020

HORA:
· Viernes y Sábado: 8.30 p.m.
· Domingo: 5.00 p.m.